Siéntanse cómodos y participen con sus comentarios. Ustedes llenan de magia este lugar...

domingo, 4 de diciembre de 2016

Adviento. Tiempo de espera.

     Hoy hemos prendido la segunda vela de Adviento. Los cuatro domingos previos a la Navidad se enciende una vela que simboliza la llegada, la espera. En nuestro hogar preparamos cada detalle de igual modo a cómo hacemos cuando esperamos la visita de un  huésped querido. De la misma manera cuidamos especialmente nuestra "casa interior" y hacemos propósito de ser mejores personas. 

     También estamos contando la cuenta atrás con nuestro calendario de Adviento que hemos preparado de forma artesanal, pintado en acuarela. Es un calendario con una propuesta diaria de compartir tiempo en familia. Hoy hemos invitado a los abuelos a tomar café con pastas y polvorones.

     Los niños han comenzado a interesarse por las historias de la biblia. Han hecho muchas preguntas hoy al salir de la iglesia; hemos comenzado a leer una biblia a adaptada a niños, esta biblia narra las historias de una forma especialmente bonita. 

     Pasen ustedes un domingo encantador. 





   
      

viernes, 2 de diciembre de 2016

Materiales para la lecto-escritura: caja de sonidos y letras de lija.

     La pequeña aún no siente gran interés por las letras. Uno de los motivos por los que aún no va a la escuela es porque queremos respetar sus ritmos, así que en casa hace letras sólo algunos días, muy de tarde en tarde, cuando ella lo pide. 

     A pesar de ello tengo preparados los materiales de lecto-escritura y los coge cuando decide que quiere "escribir" o "leer" algo. Su proceso está siendo lento pero muy natural.

     En esta entrada les conté de que forma le estábamos presentando las letras a través de la magia de un alfabeto waldorf.

     Al mismo tiempo tiene dos materiales de pedagogía Montessori que yo misma fabriqué para ella: la caja de sonidos y las letras de lija.

     La caja de sonidos se realiza con un contenedor con compartimentos en los que pondremos las letras. En realidad la caja de sonidos debería ser fonética, es decir, juntando los sonidos c/z, y/ll, b/v/w, c/k/qu; en realidad lo que importa en este momento son los sonidos, la ortografía viene más tarde. Se puede empezar a partir de los dos años con la caja de sonidos, como nosotros hemos empezado más tarde la he modificado y he diferenciado ya las diferentes grafías a pesar de tener sonidos similares.

     Se juega con ella de diversas formas. Ella de momento guarda pequeños objetos que comienzan con una determinada letra en cada hueco de la caja, así va discriminando e identificando sonidos. 

     Cuando quiere escribir una letra la busca en la caja de letras de lija. Este material sirve para repasar con el dedo la dirección en la que se escribe cada grafía. A través del tacto interiorizan el trazo y después resulta más fácil escribir la letra en el papel. Tengo fabricado este material con la letra en mayúscula y en cursiva, de momento está manejando la mayúscula. 

     Después de estos dos materiales se utiliza un alfabeto móvil que es el puente definitivo hacia la lecto-escritura, les hablaré de ello en otra entrada.

     Seguro que han podido hacerse una ligera idea del uso de estos materiales, pero si desean seguir este método con sus hijos y profundizar en él  pueden leer el libro Ayude a sus hijos a leer y escribir con el método Montessori de Lynne Laurence. Leí este libro hace unos años y me hice un resumen que me sirve de consulta cuando tengo dudas, es un libro muy completo que recomiendo si desean que sus hijos aprendan a leer y a escribir de un modo natural y respetuoso. 






martes, 29 de noviembre de 2016

Para reflexionar ¿Qué mostramos en nuestros blogs?

     Parimos a los hijos y no tenemos reparo en escribir y contar acerca de violencia obstétrica. Con nuestros bebés recién nacidos hablamos de lactancia, cólicos, despertares nocturnos...

     Rabietas a los dos años, control de esfínteres, periodos de adaptación en el cole... Contamos todo de una forma natural, así como debería ser.

     Pero ya saben ustedes que los hijos crecen y los problemas crecen con ellos. Parece que da más reparo hablar de las cosas que ocurren a niños más mayores ¿o no?. Bueno, depende de qué cosas. Si las cosas son buenas se cuentan, se exhiben y no pasa nada. Las cosas feas quedan bien ocultas, a la sombra.

     Pero en la vida de un ser humano existe la luz y la oscuridad. Todos sabemos eso y nuestros hijos no son la excepción. Si todos llenamos nuestros blogs de hazañas y celebraciones estaremos distorsionando la realidad. Por supuesto es mi opinión, pero no me parece justo ni honesto. Cada cual es libre de contar lo que quiera, faltaría más, sólo estoy poniendo voz a pensamientos que me vienen a menudo. 

     Entonces yo seguiré escribiendo de todo porque de todo se compone el ser humano, mis hijos y yo misma. Y respecto a la intimidad ¿qué pudo decir?, estamos contando cosas íntimas al hablar de cualquier aspecto de la vida de un niño, si contamos cuando dejó el pañal, si contamos que duerme mal, si hablamos de sus calificaciones escolares (buenas o malas) . Todo forma parte de la intimidad. Si decidimos hablar de ellos habrá que hacerlo con respeto pero también con sinceridad, dejemos de mostrar una imagen distorsionada de los hogares y de las familias. 

     Ahora algunos datos. Este blog tiene solo 16 seguidores registrados y una media de 100 visitas diarias. A pesar de ser estadísticas muy pequeñas he hecho algunas observaciones:  las entradas en las que relato alguna preocupación o problema familiar triplican en visitas a las entradas en las que muestro alguna actividad cotidiana, sobre todo si el relato está relacionado con adolescentes. Curiosamente en estas entradas recibo bastantes comentarios a través de mi correo electrónico (no públicamente en el blog), de madres y padres que dicen tener problemas similares con sus hijos pero tienen reparo en compartirlo en público ¿por qué creen que ocurre ésto?

     Estas son las reflexiones que quería compartir hoy con ustedes. ¿No le importa a usted contar que su hijo lloró mucho para adaptarse al cole? y ahora ¿le importa a usted confesar que su hijo adolescente tiene adicción a su teléfono móvil?. Si su hijo de dos años tiene una rabieta y lanza un juguete ¿le cuesta contar el incidente?. Si su hijo adolescente tiene un arranque de rabia y suelta un puñetazo ¿lo cuenta con la misma facilidad?

     Hablemos de todo. La realidad está en la calle. Jóvenes haciendo botellón desde los 12 años, adolescentes embarazadas, violencia de género que comienza a gestarse en parejas muy jóvenes, fracaso escolar... 

     No se sienten a escribir sólo para contar lo bien que les va todo. Algunas personas pueden sentirse muy solas leyendo blogs de familias perfectas con hijos perfectos, pero la vida no es perfecta, así que al final terminaremos creyendo que los relatos blogueros pertenecen a la ciencia ficción. 

     Para finalizar les contaré que esta semana estoy muy triste. Ha habido una mentira en mi casa. A pesar de educar a mis hijos para decir siempre la verdad ocurre ésto. Llevo muchos días pensando los errores que yo misma cometo en la crianza y que pueden provocar una mentira en uno de mis hijos. Tal vez hable sobre ésto con más detenimiento en otra entrada, para que ustedes no se queden con la idea de que en mi casa solamente tejemos, dibujamos muy bien y somos muy creativos. ¡Qué va! 

     Las imágenes que quiero compartir hoy pertenecen a un precioso álbum ilustrado: "La casa" de Roberto Innocenti y J.Patrick Lewis.

     Cuando saqué este libro de la biblioteca pasé varios días observando sus páginas con deleite. Traté de imaginar todas las vidas de las personas que habitaron esta casa, los acontecimientos alegres y tristes, la paz y la guerra, los problemas económicos, las relaciones familiares, los trabajos cotidianos...

     Porque una casa es testigo de la historia y sus cambios, también en la miseria puede haber crecimiento y esperanza. Disfruten con las imágenes.

















     




domingo, 13 de noviembre de 2016

Los niños también pueden tejer

     En nuestro ritmo semanal tenemos cada tarde reservada a una actividad artística. Pasan nuestras tardes entre agujas y bastidores, oleos y acuarelas, instrumentos musicales...

     Atesoro estos momentos y estas tardes de tranquilidad caseras que podemos permitirnos gracias a que mis hijos no traen deberes escolares. 

     La tarde de los lunes queda reservada a las labores de aguja: telar, bordado en bastidor, ganchillo, punto de dos agujas...

     Los niños pueden aprender estas artesanías desde muy pequeños. Todo es cuestión de enseñarles la técnica con tranquilidad y darles el material adecuado al tamaño de sus manitas. Sobra decir que no hay que hacer distinción entre sexos y hay que ofrecer el aprendizaje a niños y a niñas por igual.

     Hoy les dejo un vídeo de mi hijo de 7 años tejiendo con dos agujas. 




viernes, 11 de noviembre de 2016

El pueblo judío. La línea del tiempo.

     "Entre Egipto y Mesopotamia se extiende un país con valles profundos y extensos pastizales. Pueblos de pastores cuidaron allí durante muchos milenios sus rebaños, plantaron viñas y cereal y cantaron al anochecer, tal como lo hace la gente del campo"

     "Todos los demás pueblos oraban a una multitud de dioses. Pero aquellos pastores rezaban sólo a un único Dios. A su Dios, que según creían, los protegía y dirigía de manera especial. Y cuando al caer la noche, cantaban junto al fuego de campamentos sus propias hazañas y combates, lo hacían cantando al mismo tiempo las hazañas y combates de aquel Dios"
                                                           Breve Historia del Mundo
                                                           Ernst.H.Gombrich

     Seguimos dedicando la tarde de los jueves a impregnarnos de Historia, a través de las más bellas historias...

     Ellos escuchan con interés sin entender muchas cosas aún, pero en su mente infantil irán quedando retazos de Historia que sin duda emergerán en algún momento.

     Han descubierto en la historia del pueblo judío algunas narraciones realizadas por su catequista y han empezado a relacionar algunas cosas. 

     Tal vez hice un estudio un tanto complejo para sus pequeñas mentes infantiles. El hecho es que deseo elaborar una línea del tiempo bastante completa que pueda servirles por muchos años, este es el motivo por el que no he querido omitir muchos datos. 

     Con mi hija mayor estudio la Edad Media, de acuerdo con el programa de su instituto. Tengo ganas de llegar en esta línea del tiempo al tema que estudio con la mayor y así poder juntar a los cuatro y cabalgar al mismo ritmo. Después que cada uno incorpore lo que pueda a su aprendizaje según su grado de madurez o entendimiento.

     Mientras tanto, nuestra línea del tiempo crece sin parar. Ya ocupa una buena parte de la mesa del salón...









jueves, 3 de noviembre de 2016

El día que hice añicos el móvil de mi hija

     Bueno, lamentablemente jugamos al ensayo-error durante la maternidad/paternidad. Nadie nos preparó para ciertas cosas y en ocasiones solo nos queda probar, para después rectificar y volver a probar. Lo peor de esto son los corazones de nuestros pequeños, los podemos lastimar sin remedio...

     Hace unos días hice pedazos el móvil de la mayor. Así tal cual. Lo estampé con fuerza dos veces contra el suelo y lo hice añicos. 

     Dije que no volvería a hablar en este blog de la mayor y me mantengo. Al fin y al cabo lo que ocurrió no es lo importante, así que puedo contar el resto . Al fin y al cabo la adulta soy yo, yo  fui la que perdí el control. Puedo hablar de mí entonces. 

     Ya saben ustedes que las madres de ahora estamos cansadas, agotadas diría yo, con pocos apoyos, sin tribu, muy solas. Yo soy una más. A veces las cosas del día a día nos sobrepasan y al final digo yo que los niños son los que menos culpa tienen. Los niños a veces pueden sacarnos de quicio, pero es que ellos son las víctimas de esta sociedad enferma de ritmo desenfrenado y normas absurdas. Hemos creado un mundo para adultos y hemos tenido el atrevimiento de traer niños a él. Los niños están en su derecho de protestar y lo hacen siendo muy "toca-pelotas". Hacen bien, a ver si así nos damos cuenta, de una vez, los mayores.

     Escuchen bien. Cuanto más molesto el niño más consciente es de que le estamos dando gato por liebre. Por mucho que nos fastidie así es. La mayor mía me ha enseñado ésto .

     Las madres de ahora a veces estamos perdidas; sobre todo las madres que nos cuestionamos cosas. El día que decidí no abusar de autoridad con mis hijos, ese día tuve que cuestionarme muchas cosas y poner patas arriba un montón de programas que llevan años instalados en mí.

     Volvamos al hecho: rompí el móvil. Lo hice en un momento de rabia que no supe gestionar. Les conté lo ocurrido a algunos adultos y todos me comprendieron porque a cualquiera le puede pasar que en un momento pierda los nervios. ¿Pero y si es un niño el que pierde los nervios? ¿somos tan comprensivos?. ¡Qué sociedad tan injusta para nuestros pequeños!

     Recibí algunos consejos sobre qué hacer a continuación con relación al móvil; ya saben, comprar o no comprar otro. Algunos adultos me aconsejaron que no lo comprara. Si yo había perdido los nervios mis razones tenía (eso opinaban mis confidentes adultos). ¿Pero realmente tengo razón si pierdo los nervios por querer que mi hija haga cosas que a mí misma me parecen contra natura?

     Miren ustedes, no hice caso a nadie. Al día siguiente fui al centro comercial y compré un nuevo móvil para ella. Yo rompí el móvil y yo lo sustituyo, eso era justicia.

     La que mejor me comprendió fue una amiga "rara" que tengo, bueno, es igual de rara que yo, en realidad. Juntas bendecimos el hecho de haber hecho pedazos 170 euros, que era lo que costó el móvil. Salimos al campo con los brazos abiertos y bailamos bajo el sol. En realidad celebrábamos que fuera el teléfono el que estuviera hecho añicos y que el corazón de mi hija estuviera entero. Porque lo crean ustedes o no, fragmentamos el corazón de nuestros hijos con cada injusticia que cometemos con ellos...




domingo, 30 de octubre de 2016

¿Qué es una Madre de Día?

     Hoy les traigo un vídeo interesante, en él hablamos de una profesión para muchos desconocida: las Madres de Día.

     Estas profesionales ofrecen un acompañamiento respetuoso a los niños como alternativa a las guarderías.

     ¿Qué tienen de diferentes? Ellas se adaptan al ritmo de los pequeños, a su periodo de adaptación, salen diariamente para que el niño tome contacto con la naturaleza, ofrecen al niño una alimentación casera y natural...

     Un niño que queda a cargo de una Madre de Día vivirá esas horas en conexión al niño que es, participará del hacer cotidiano acompañado de su cuidadora, paseará al aire libre, será cuidadosamente alimentado y respetado en sus ritmos y sus periodos de descanso.

     No les cuento nada más. Vean el vídeo.



     Red Madres de Día

Google+ Followers